El legislador

En el mundo que vivimos pueden verse infinidad de términos que se han vaciado de contenido, cuando no se han tergiversado. Por ejemplo, encontramos como se han disociado los términos “ley” y “justicia”.

Un buen legislador (quien dicta leyes) debe, ante todo, procurar ser justo. Esto es que cuando dicte una ley, en primer lugar, tenga en cuenta si es necesaria y equitativa para toda la sociedad que abarca su potestad, procurando librarse de su subjetividad, poniendo suma atención en no dejarse llevar por sus deseos y creencias y librándose de presiones ajenas de personas influyentes.

De no ser así se convertirá en un mero dictador. Ya que habrá despojado sus leyes del objetivo primordial: Justicia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s