La función de los políticos

Los políticos olvidan que son funcionarios al servicio del Estado. Los elegimos para que nos representen en la gestión y administración de nuestros bienes, pero cuando los políticos llegan al gobierno disponen del erario y de los servicios públicos como si fueran de su propiedad. Hacen y deshacen como si fueran los amos. Se adjudican los sueldos y dispensas que les parece bien, cada servicio o compensación que nos corresponde legítimamente parece ser un favor que pagaran de su bolsillo.

Las decisiones tomadas por el ejecutivo en los últimos tiempos podrían considerarse ilegales. Los expertos en leyes sabrán la forma jurídica adecuada. Cuando decimos que nos roban es así literalmente.

Dicen que no dan la paga extraordinaria a los funcionarios. Esto no es algo que les den graciosamente, es suyo, les corresponde. El sueldo, se calcula por el año de trabajo y se distribuye en 14 mensualidades, por tanto, les están quitando una 14ava parte de su sueldo, con el agravante de que les descuentan los impuestos como si la hubieran cobrado. Esto lo aclararon ellos mismos cuando dijeron que “ellos no podían quitarse la paga porque sus emolumentos los cobran distribuidos en 12 meses. ¿Qué ocurría con el administrador de una empresa que hiciera algo semejante al dueño de la misma?

Lo que están haciendo con la Sanidad Pública, la Enseñanza Pública, los edificios públicos, derechos sociales.. Todo se lo están repartiendo y negociando con sus colegas, amigos y afines como si fueran de su propiedad. Están desmantelando el patrimonio por triplicado, cada cual, en la medida que puede: Ayuntamiento, Comunidad y Gobierno Central con toda impunidad. Repito, debe haber una tipificación jurídica para estas actuaciones, asesores legales de sindicatos, corporaciones profesionales y demás organizaciones deberían encontrar la forma de denunciarlo a los más altos estamentos más allá del país desde luego, pues no se puede ser juez y parte y con el ministro de justicia que tenemos…

Anuncios

Entradas recientes