LA POLÍTICA

Sobre la política Groucho March decía algo así como que: es un arte que se dedica a tratar de solucionar unos problemas que no existirían si no hubiera políticos. Esta teoría vemos que se confirma día a día.

 Hace poco tiempo pudimos ver en tv un reportaje sobre el homenaje que rindieron en Francia a los miembros del ejército republicano que tuvieron una destacada participación en la liberación de París. ¡Ya era hora! Tuvieron que pasar más de 50 años para que se reconociera su mérito y, por desgracia, ya sólo quedaban dos o tres de aquellos heroicos hombres. Hombres honestos que hicieron lo que consideraban un deber por la defensa de los derechos de un país de acuerdo con la legalidad establecida y que contaban con que este país, como el resto de los países democráticos, corresponderían en la misma medida ayudando a derrocar al dictador que había dado un golpe de estado contra la república española, legalmente establecida y una de las más progresistas de entonces. Estos hombres, precisamente por ser honestos y legales pecaron de ingenuos. Acaso desconocían que mientras ellos luchaban por defender las libertades de aquel país, el mismo país encerraba en campos de concentración a sus compatriotas que llegaban huyendo de la persecución del dictador (claro contraste con la acogida que tuvieron los que llegaron a países hispanoamericanos). Tampoco contaban con la miopía visionaria de los líderes políticos de los países democráticos europeos que veían un peligro en la posibilidad de que España pudiera convertirse en otra URSS ignorando las enormes diferencias existentes en las circunstancias y el carácter de un país y otro y, sobre todo, que lo ocurrido en España era un claro ejemplo de lo que podía llegar a ser (y fue) el fascismo. Todos esos países, en teoría democráticos, que dieron la espalda al gobierno legítimo de España reconociendo el gobierno del dictador tienen una deuda pendiente con este país desde hace más de 70 años.

 ¡Qué ingenuas son las gentes que confían en estos líderes y les votan una y otra vez y ni siquiera les piden explicaciones de sus meteduras de pata! Una vez más se demuestra que las personas honradas pecan de ingenuidad al creer que todos son como ellas: honradas. Dan el poder a quienes sólo piensan en ellos cada cuatro años, a la hora de conseguir su voto para poder hacer y deshacer a su antojo creando o modificando leyes según les conviene, eso sí, fomentándoles la ilusión de que son libres y de que tienen capacidad de decisión. Capacidad de decisión para elegir entre Pin y Pon, aparentemente distintos y enfrentados hasta el momento de decidir algo que les conviene a ambos y suele ir en contra de los intereses de quienes les votaron. Dan el poder a visionarios peores que los videntes profesionales, éstos al menos viven de quienes quieren acudir a consultales y, acierten o no, sólo afecta al consultante mientras a los otros los pagamos todos, y bien, ya que tienen asegurado su futuro, mientras el nuestro, gracias a ellos, pende de un hilo. Pero no pasa nada, vuelven una y otra vez a presentarse a las elecciones con nuevas (o similares) propuestas, qué más da nadie les va a exigir que las cumpla.

 Ahora mismo estamos viendo la campaña electoral aquí, en España y yo estoy pensando en poner un anuncio buscando el candidato ideal que sería alguien que:

  • Presente un programa claro, ético y concreto firmado ante notario en el que conste que se compromete a dimitir si no puede cumplirlo.

  • No admita corruptos ni familiares de corruptos en su lista.

  • Se comprometa a una transparencia absoluta de la financiación de la campaña y de su actuación posterior si consigue al menos un escaño

  • Renuncie a las prebendas ulteriores del cargo

 ¿Habría algún candidato o tendríamos declarar desierto el puesto?

 Los candidatos de los dos partidos que juegan a la alternancia (y con todos nosotros), nos dicen:

 Uno: “Vota por el empleo” ¿Se presenta el empleo a las elecciones? Será el empleo de quien quiere instalarse en la Moncloa porque el de los que están sin él… Si precisamente lo han perdido por las actuaciones y la conveniencia de los dirigentes y personas afines a este partido. ¡¿Habrá mayor cinismo?! Se ríen de los parados, piensan que son tontos y con este lema que ni siquiera explican, esperan que les vayan a votar en masa.

 Otro: “Pelea por lo que quieres”. Esto lo dice alguien que ha estado en el gobierno hasta este momento y que, por tanto, ha participado en las decisiones que se han tomado, las más desastrosas en connivencia con el partido al que ahora aparentemente se enfrenta. ¿Por qué no luchó él desde dentro contra esas medidas cuando podía hacerlo?

 Seamos coherentes, porque no podía hacerlo. Porque no podrán hacer ninguno de ellos otra cosa que seguir la senda que les marca quienes les financian. No se puede morder la mano que te da de comer. No pueden ir contra quienes no sólo les costean el llegar a encumbrarse sino que les garantizan un buen puesto en sus dominios para cuando se retiren de “la cosa pública”. Para cuando dejen de ser las marionetas del verdadero poder del que únicamente son una apariencia, la cara visible. Y esto ocurre a escala mundial. Vivimos en una aparente democracia que en realidad es una plutocracia. Esta es la globalización real, el imperio mundial del dinero camuflado tras unos títeres que manejan a otros títeres, nosotros, los ciudadanos ingenuos que aún creemos que somos libres y que nosotros decidimos.

Nomenclatura y política

Creo que ya va siendo hora de que los principales partidos políticos se redefinan y, puesto que sería muy difícil cambiar sus actos, sí podrían cambiar sus nombres por otros más acordes con su realidad; porque:

¿Qué sentido tiene denominarse “socialista” cuando no existe la menor inquietud por las cuestiones sociales?

Y ¿“Popular”? Cuando no hay ninguna relación con los diversos sentidos que puede tener esta denominación. Ni es del pueblo ni goza de popularidad.

Y ¿”Unida”? Si por algo se caracteriza desde que optó por esta denominación es por todo lo contrario.

Al menos en esto deberían ser coherentes.

Anuncios

Un pensamiento en “LA POLÍTICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s